Valverde, en el podio de Siena

8 Marzo 2014
News' image‛Valverde, en el podio de Siena’

Strade Bianche

3ª plaza para el murciano de Movistar Team tras Kwiatkowski (OPQ) y Sagan (CAN), después de una sólida labor de equipo y los destellos de un notable Andrey Amador

Alejandro Valverde (Movistar Team) se convirtió este sábado en el primer español en subirse al podio de la Strade Bianche, que en su octava edición asistió a una lucha de enorme nivel en los 200 kilómetros -con diez tramos de sterrato por las colinas toscanas- entre San Gimignano y la Piazza del Campo de Siena. El murciano logró la 3ª posición tras una carrera no exenta de incidentes ni para él -con tres pinchazos en los momentos clave del día que le obligaron a remontar desde posiciones traseras- ni para sus compañeros, que corrieron suerte similar en diversos puntos de la carrera.

La selección en el exigente paso por Monte Sante Marie dejó apenas una veintena de unidades en cabeza con dos representantes de la escuadra telefónica: el propio Valverde y un Andrey Amador que buscó la sorpresa infiltrándose en un grupo de seis ciclistas que llegó a abrir una veintena de segundos sobre los grandes favoritos. Sin embargo, un fortísimo ataque de Sagan (CAN), respondido por el futuro vencedor, Kwiatkowski (OPQ), neutralizó la intentona a 20 km del final y abrió un hueco que ni el costarricense ni Alejandro pudieron ya neutralizar.

Valverde acabaría saltando en Le Toffe, última sección de sterrato, a una decena de kilómetros de la conclusión, y tras rodar en la aproximación a meta junto a Cunego (LAM), Kreuziger (TCS) y Cancellara (TFR) demarró en la rampa final para hacerse con la tercera plaza y recompensar el trabajo de un Movistar Team que mañana tendrá una nueva cita en Italia con la disputa de la Roma Maxima.


DECLARACIONES / 
Alejandro Valverde: Ya dije el año pasado que era una carrera que me gustaba y me ratifico. Es preciosa, pero a la vez muy dura, con cinco horas y media encima de la bici y más este año porque ha pegado muchísimo viento. La pena es que he tenido mala suerte con los pinchazos, siempre en los tramos de tierra, en los peores momentos, especialmente el último, cuando el grupo estaba ya muy seleccionado y se iba a mil. El equipo ha vuelto a estar de ‘chapeau’ y siempre he tenido compañeros para volver a meterme en carrera. En los dos primeros pinchazos, ha sido Lastras el que me ha dejado su rueda y en el último, Ventoso. Pese a todo me he encontrado muy bien al final. Cuando ha arrancado Sagan iba en un corte por delante y hemos empezado a subir más despacio que ellos, que venían lanzados desde atrás. Ese momento de duda es muchas veces suficiente para que se vayan. He cogido la rueda de Cancellara y la verdad es que no creía que iban a hacer tanto hueco, pero pese a que hemos intentado reaccionar ya no ha sido posible. Me quedo con las sensaciones que he tenido y me voy contento de aquí. La de mañana –Roma Maxima– es una prueba totalmente distinta. También la conozco del año pasado y veremos como se desarrolla, porque del último puerto a meta hay bastante terreno y eso abre más la carrera“.