Dos sustos en Foligno
16 mayo 2014

Giro de Italia (et. 7)

Ventoso, caída sin consecuencias graves en el final de la 7ª etapa del Giro; Nairo Quintana, sano y salvo con el mismo tiempo tras un corte inicial de 23" provocado por el incidente

La que debía ser una jornada de recuperación en el Giro de Italia entre el caos de ayer en Montecassino y las dos jornadas montañosas del fin de semana deparó dos convulsiones para Movistar Team casi al final de los 211 kilómetros entre Frosinone y Foligno. La escuadra telefónica, centrada en curar las heridas que dejó la monumental caída de ayer -lejos, así, del sprint ganado por Bouhanni (FDJ)-, en especial las de Gorka Izagirre y un Andrey Amador que mostró clara mejoría trabajando para el equipo, sufrió un vuelco a exactamente 3 km de la meta, con un fuerte golpe para Fran Ventoso.

El cántabro, que quedó recogido sobre sí mismo y tendido en el suelo durante algunos instantes, fue asistido rápidamente y al tiempo en que se sentaba primero sobre el asfalto y después cubría en bici el tramo restante hasta meta, sin mayores consecuencias que unos aparatosos raspones en su costado izquierdo. Su incidente originó un corte en el pelotón, cuyas primeras sesenta unidades picaron 23″ sobre un segundo grupo en el que entraba Nairo Quintana. La situación fue revertida por el jurado técnico y el líder del conjunto azul comenzará la montaña en la misma posición en que terminó ayer: 11º en la general, a 2’08» de Michael Matthews (OGE).

Se espera una dura lucha mañana en la cima de Montecopiolo (1ª categoría), donde comenzarán los Apeninos tras 179 km que incluirán el Cippo di Carpegna (1ª), con varios kilómetros por encima del 10%, y el Villaggio del Lago (2ª), encadenado directamente con una subida final que totalizará 18 km en ascenso y rampas de hasta el 13%.