fbpx

La Vuelta 2015 conserva su estilo

10 enero 2015
News' image‛La Vuelta 2015 conserva su estilo’

Presentación 70ª edición

Alejandro Valverde, Nairo Quintana y Eusebio Unzué valoran el recorrido de una ronda con multitud de finales en alto, dos únicas contrarreloj -la mini-CRE de Puerto Banús y la individual en Burgos- y dos grandes encadenados en Andorra y Asturias

Un recorrido prácticamente sin descansos entre las tres semanas que separarán Puerto Banús y Madrid. La 70ª Vuelta a España mantendrá sus señas de identidad, con gran acumulación de llegadas en subida -todas inéditas: Caminito del Rey (2ª etapa), Vejer de la Frontera (4ª), Cazorla (6ª), Capileira (7ª), Cumbre del Sol (9ª), Fuente del Chivo (14ª), Sotres (15ª)-, dos contrarreloj -la inaugural, de 7'4 kilómetros, por equipos en Puerto Banús; y la individual y larga, de 39 kilómetros, en Burgos para iniciar la tercera semana- y dos grandes encadenados: Els Cortals d´Encamp (11ª), con más de 5.000 metros de desnivel y seis puertos en escasos 138 km, y la Ermita del Alba (16ª), a la que se llegará tras otra media docena de ascensiones. Así valoraban el trazado de la ronda, a disputarse del 22 de agosto al 13 de septiembre, el tercer clasificado de la ronda en 2014, Alejandro Valverde, y el mánager general de la escuadra telefónica, Eusebio Unzué, y el también líder de la carrera el pasado año, Nairo Quintana:

Alejandro Valverde: “El recorrido se parece mucho al de los años anteriores. Es una Vuelta muy exigente, con una sola crono, finales explosivos en la primera parte y luego con puertos importantes. Será muy bonita, abierta y espectacular sobre todo para el espectador, que va a disfrutar mucho. Los primeros finales en Andalucía son buenos para mí, pero también lo serán para otros corredores como Purito a los que les pueden venir muy bien. Los que tengan que pelear por la general deben estar muy atentos para no perder ningún segundillo por ahí e incluso luchar las bonificaciones. Tienes que estar todos los días muy concentrado para no ceder nada de tiempo y la colocación será muy importante. El equipo también jugará un papel clave: controlar las escapadas o dejarlas ir, ver cómo circula la carrera… En esos días, como en la Alpujarra, el calor pegará bastante fuerte y serán etapas de desgaste.

Tras la primera jornada de descanso vendrá el etapón de Andorra, que será muy exigente, durísimo. Luego tocarán más puertos de montaña y llegadas inéditas. La crono marcará bastante, pero también es verdad que llevaremos muchos días de Vuelta y no será tanto para especialistas, sino que las fuerzas marcarán mucho. Es un recorrido bueno para Movistar Team, aunque también para otros equipos. Ya se verá quiénes la disputamos y cómo se desarrolla la carrera, pero para mí es el gran objetivo por encima del Tour, donde Nairo ejercerá más de líder y estaremos ahí para apoyarlo. De momento, seguiremos entrenando antes de debutar en Mallorca a finales de mes, acumular kilómetros en Dubai, Qatar y Omán y después seguramente la Volta a Catalunya con vistas a las clásicas”.

Nairo Quintana: "Las primeras etapas sabemos que hay que ‘pasarlas’, que no tienen mucha complicación pero te pueden causar algún problema. No suelen ser carreteras malas, pero son días explosivos, en especial las dos primeras llegadas en alto. Es cierto que estaremos en verano y el calor puede influir, pero los días de montaña quizás se note algo menos. La etapa de Andorra es durísima: no tiene descansos, se sale para arriba con dos toboganes y ya no se para de subir y bajar en todo el día. No es larga, pero el desnivel la hará terrible. Después vienen las etapas del norte. Subí la Fuente del Chivo en el Circuito Montañés, aunque han pasado ya seis años y no lo recuerdo tanto. Será una etapa para tomar cuidado, terreno exigente. Luego vendrá el final en alto de Sotres y finalmente la etapa de Ermita del Alba, con un terreno muy rompepiernas y dos últimos puertos importantes. La crono tampoco se ve totalmente plana, pero son 40 km y habrá que tener cuidado si hay viento. Seguramente ya no suceda gran cosa hasta la penúltima etapa: con Cotos a 20 km de meta, habrá que estar muy atentos. Dependerá mucho de lo que suceda durante la temporada, pero normalmente debería estar en la salida de la Vuelta y buscaremos hacer un buen papel”.

Eusebio Unzué: "En general los primeros 10 días ya van a ser muy exigentes. Quizás vaya a ser una de las Vueltas más duras en el aspecto físico, porque como ocurrió el año pasado, con esos 6-7 primeros días de carrera por Andalucía y el Mediterráneo hasta Castellón, nos vamos a enfrentar con altas temperaturas que van a complicar mucho las cosas. Después vendrán jornadas de puertos de alta montaña: la jornada de Andorra será durísima, nunca recuerdo una etapa así en esta carrera, sin un metro llano, y esperemos que en Pirineos se pueda correr sin problemas en esa época del año, pues en 2013, con ascensiones más bajas los corredores pasaron un día terrible. No conocer las llegadas en alto no es tampoco un hándicap sino más bien una particularidad de esta Vuelta a la que habremos de enfrentarnos todos.

Inevitablemente, el ganador tendrá que ser un buen escalador, pues no sé si la crono, con toda la montaña que se habrá pasado, vendrá con la carrera resuelta. De todas formas, otros años la Vuelta no se ha decidido hasta el último día, así que veremos qué ocurre. En nuestro caso, tanto Alejandro como Nairo tienen la carrera en su programa. Alejandro lleva toda la vida haciendo la Vuelta, y ha demostrado otras veces, como el año pasado, que puede hacer buena Vuelta llegando tras un Tour de esfuerzo a gran nivel. ¿Nairo? Su temporada está pensada en hacer ambas carreras, pero en agosto, después del Tour, valoraremos cómo se encuentra y qué poemos hacer”.