Bennati buscó la sorpresa
18 julio 2017

Tour de Francia (et. 16)

El italiano de Movistar Team aprovechó un pelotón muy reducido por los abanicos para intentar frustrar el sprint y fue cazado a 500m de la meta de Romans-sur-Isère. Muy atento Quintana, junto a 'Benna' y Erviti, para regresar al top-ten (10º en la general)

Movistar Team cumplió a la perfección este martes en el Tour de Francia 2017 con una de las labores que se proponía en la salida de Düsseldorf: cubrir en el llano -como llevan haciendo desde el inicio de la prueba- lo mejor posible a Nairo Quintana. La decimosexta fracción, sobre 165 km entre Le Puy-en-Velay y Romans-sur-Isère, resultó muy intensa en su arranque por las estribaciones finales del Macizo Central, pero aún más en los últimos quince kilómetros a causa del viento de costado en las llanuras del Ródano.

Tras un breve intento por parte de Trek que no cuajó, Sky rompió el grupo y dejó una treintena de unidades en cabeza, con los dos veteranos trotones de Movistar Team, Daniele Bennati e Imanol Erviti, escoltando a Nairo Quintana. Mientras el navarro seguía pasando relevos para llevar tranquilo a su compañero, ‘Benna’ tomaba aire durante unos instantes para lanzar después un gran ataque a dos kilómetros de la conclusión, que solo los sprinters, ya lanzados a 500m del final, consiguieron doblegar.

El corte, que afectó a Daniel Martin (QST) o Alberto Contador (TFS), permite que Quintana, que finalizó 19º con el mismo tiempo del ganador Matthews (SUN), regresar al 10º lugar de la general (+6’16») antes de las dos etapas alpinas de miércoles y jueves. Mañana esperan 183 km con Ornon (2ª), la Croix de Fer (Especial) y el encadenado Télégraphe (1ª) / Galibier (Especial) a 28 km de la meta de Serre Chevalier; al día siguiente, Vars (1ª) e Izoard (Especial) cerrarán la montaña de este Tour.

DECLARACIONES:

Daniele Bennati: «Ha faltado poco, hubiera sido bonito darle un sentido a este Tour. Hasta la parte final la prioridad era ayudar a Nairo como hemos hecho durante todo el Tour. Hemos corrido muy bien todo el día y cuando se ha hecho el corte hemos entrado en el primer grupo Nairo, Imanol y yo.

En los últimos seis kilómetros he intentado resguardarme un poco porque ya tiraban los equipos de los sprinters y tenía en mente intentar un ataque como este. Podía intentar meterme en el sprint pero con los velocistas que había, no habría tenido opciones de victoria. He probado a sorprender con un ataque que creo que ha sido bueno, pero la pena es que no sabia que los últimos metros eran en subida, allí he perdido mucha velocidad y me han acabado cogiendo. Son ataques de instinto, veníamos de un descenso muy rápido, ha habido un poco de parón en cabeza y he pensado que era el momento bueno.

He ganado 54 carreras y nunca he podido ganar de este modo. El año pasado en la Vuelta me quedé a 200 metros de conseguirlo. Son acciones que son difíciles de rematar, pero lo seguiremos intentando».

Clasificación