8 de febrero de 2012

La Challenge de Mallorca 2012 ha concluido precipitadamente este miércoles por culpa del mal tiempo. Las nevadas caídas en las últimas horas y aún a mediodía de hoy sobre la isla, que han obligado al cierre de varios puertos mallorquines, llevaron a organizadores, jurado técnico y directores de equipos a celebrar una improvisada reunión en el Ayuntamiento de Sóller, en la que se confirmó la suspensión del Trofeo Serra de Tramuntana, cuarta y última de las carreras de esta semana en Baleares.

La falta de rutas alternativas ha impedido a Movistar Team rematar su buena participación en la Challenge, en la que se quedó ayer a un sólo paso de la victoria con el 2º puesto de Rui Costa en Deià. En esta última jornada antes de regresar a casa -algunos de los corredores se encuentran ya en Francia para el Tour del Mediterráneo-, los azules han cambiado la competición por un entrenamiento conjunto de poco unas dos horas de duración antes de regresar, esta misma noche, a la Península.



Partners 2017